¿que estas esperando?

5 abr. 2011


Con el mismo dedo que te toco el timbre puedo presionar tu herida, con la misma mano que te acaricio yo puedo golpearte. 
Con la misma boca que digo mamá puedo anular tu autoestima, con el mismo empujón que te ayuda a crecer puedo tirarte de la hamaca. Y así lastimarte, llenarte de miedos…  hacer que no quieras ganar este juego que tanto vale la pena. Yo puedo asfixiarte, reducirte a cero, hacer que no quieras sacarte el sombrero ante este milagro que algunos llaman vida. De la misma forma que hago una revolución te hago un golpe de estado. De la manipulación yo puedo hacer el bien pero también algo malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario