¿que estas esperando?

16 feb. 2011

no hay que aferrarse ni de la felicidad ni del 
dolor porque ninguno de los dos son duraderos.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario